La pasividad del Gobierno desata a los independentistas en la calle

La política de concesiones que el Gobierno, presidido por Pedro Sánchez, viene realizando, en relación al problema separatista, ha propiciado que el independentismo se crezca y vuelto más virulento en las calles de Cataluña.

Ayer mismo, en el barrio barcelonés de Sants, unos encapuchados quemaban en efigie a un muñeco que representaba a un agente de la Policía Nacional. Los hechos se produjeron con el permiso del Ayuntamiento de la Ciudad Condal y ante un nutrido grupo de espectadores.

Además, individuos pertenecientes a los filoterroristas CDR ocuparon, en señal de protesta por el encarcelamiento de los cabecillas sediciosos, la antigua cárcel Modelo de Barcelona. Tras su ocupación, que fue aprobada por la Ada Colau, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se personó en el viejo establecimiento penitenciario para mostrar su apoyo a los violentos.

Carlos Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *