Se cumplen cuarenta años de la tragedia de Los Alfaques

El día 11 de julio de 1978, a las 14:36 horas, el camping de Los Alfaques, en la localidad tarraconense de Alcanar, se convirtió en una trampa mortal para muchas de las personas que disfrutaban de sus vacaciones. Como consecuencia de la explosión de un camión cisterna, cargado de propileno, mueren 215 personas.

El camión iba sobrecargado, circulaba por una vía -la N-340- vedada a este tipo de transportes y no disponía de válvula de seguridad. La explosión crea una bola de fuego que alcanza más de 2000º C. De los fallecidos, 158 lo hacen instantáneamente y 57 como consecuencia de las terribles quemaduras. Otras 67 personas resultan heridas de distinta consideración. El escenario resulta dantesco. Cadáveres carbonizados e hileras de ataúdes, muchos de ellos para niños, consternan a nuestro país y a media Europa. Entre las víctimas se encuentra un buen número de ciudadanos belgas, alemanes y franceses. A día de hoy, dos de los fallecidos siguen sin ser identificados.

A pesar de todo, el camping sigue abierto. Propietarios y visitantes niegan que el calificativo de “maldito” a este paraje que, por desgracia, pasó a formar parte de las páginas negras del estío español.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *