Italia toma medidas contra la deslocalización y la temporalidad del empleo

El ministro de Trabajo italiano, Luigi Di Maio, ha dado un giro total, diametralmente opuesto al austericidio dictado desde Bruselas, a la política laboral del país transalpino. Mediante el llamado «Decreto de la Dignidad», el Gobierno del Movimiento 5 Estrellas y la Liga penalizará a las empresas que deslocalicen su producción y echa el freno a la contratación temporal.

El texto legal vendría a paliar las nefastas consecuencias que la reforma laboral, aprobada por el izquierdista Matteo Renzi, ha provocado en el mercado laboral italiano. Desde ahora, el límite máximo de los contratos temporales pasa de 36 meses a 12. A partir de ese primer año, el empresario podrá renovar el contrato por un año más. Pero tendrá que justificar las razones para no contratar indefinidamente al trabajador y pagará una contribución de 0,5 puntos extra. Aquellos trabajadores despedidos sin causa justificada recibirán un incremento en su indemnización de un 50%.

Ángel Aguado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *