¿Y para esto entregasteis España a Pedro Sánchez, Mariano Rajoy?

Las primarias del PP han evidenciado que dicha organización política es un aparato burocrático absolutamente sin pulso. Han ido a votar los diputados, concejales, liberados del partido, cargos de confianza y algún empresario que se acaba de afiliar y que tiene algún oscuro interés, en algún lugar donde los populares aún gobiernan.

El aura de infalibilidad que rodeó durante casi dos décadas al PP se ha esfumado con cada caso de corrupción que ha envuelto al partido. Rajoy creía que su sucesión se decidiría en un cónclave popular de aquellos de “ni tutela ni tu tía. Pero no. Se están tirando de los pelos entre ellos y la imagen del PP dista mucho de ser esperanzadora.

Para este espectáculo bochornoso entregó el Gobierno de España el Partido Popular al PSOE y a sus socios separatistas y de Podemos. Creían Rajoy y sus asesores que lo mejor para su partido era un congreso y un breve paso por la oposición, para que Sánchez se desgaste. ¿Y España?, nos preguntamos. Es por ello que el PP se merece un duro castigo en las urnas.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *