Los inmigrantes deberían pagar lo que cuesta rescatarlos

Nuestras autoridades premian a quienes vulneran nuestro ordenamiento jurídico. Es decir, colma de abrazos, pagas, viviendas gratuitas y besitos a aquellos que, traspasando de manera irregular las fronteras españolas, se pasan por su moreno arco del triunfo la vigente legalidad y soberanía española. Los inmigrantes deben tomarnos por tontos. Y es que lo somos.

Otro gallo cantaría si aquellos que se embarcan en pateras para asaltar las costas de nuestro país tuviesen que pagar lo que cuesta su rescate. Que para pagar a los patrones y a las mafias si tienen dólares. Porque si, de forma voluntaria y consciente, se fuerza la acción de la Administración española esto conlleva un coste y el Estado español debe ser resarcido. Sin perjuicio de la responsabilidad penal de las inmigrantes que ponen a niños y a bebés en tan alto riesgo al embarcarlos en su aventura. Evidentemente, estos inmigrantes deben ser rescatados de las aguas para ser repatriados lo antes posible. Pero claro, lo suyo sería que antes pagasen la factura.

¿Cómo? Pues en vez de tenerlos haraganeando en un CIE o en cualquier albergue de tal o cual ayuntamiento o parroquia estarían, hasta que saldasen su deuda con quienes les han salvado de morir ahogados, en campamentos en los que realizasen trabajos en beneficios de la comunidad . Y nada de trabajos forzados o monsergas semejantes. Con todos los derechos que les deban ser reconocidos. Tal y como, por ejemplo, se les reconoce a los penados que realizan actividades laborales en talleres penitenciarios y, como actualmente, la seguridad social a los sometidos a penas de trabajo en beneficio de la comunidad. Y una vez hayan pagado, que se les repatrie.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *