Había un ministro astronauta, ¿no?

Han pasado unas cuantas semanas y el Gobierno “wonderful”, de Pedro Sánchez, se ha desinflado. Las flamantes ministras, el ya defenestrado exministro de cultura, Màxim Huerta; Marlaska -que por el hecho de ser homosexual ya tiene más mérito para esta gente de la progresía- y todo el sensacionalismo de la izquierda caviar que acompañó la designación del Ejecutivo socialista ha dado paso a la dura y cruda realidad. Por ahí también había un astronauta, Pedro Duque. Del que, por cierto, más allá de ser astronauta poco se ha sabido.

Pedro Sánchez únicamente puede maniobrar atacando a los muertos. Siempre se ha dicho que a los muertos había que dejar descansarlos en paz. O que era de cobarde perturbar el descanso eterno de los difuntos o andar hurgando en sus sepulturas.

Pero es que Pedro Sánchez es un cobarde. Un cobarde que vio en su investidura como presidente del Gobierno la única vía para poder restarle votos a Podemos. Pero es un cagueta que está accediendo a todas y cada una de las demandas de quienes le hicieron presidente: los extremistas de Podemos y los separatistas.

A todo esto, ¿no había un astronauta en el Gobierno?

Carlos Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *