Desarticuladas dos redes de tráfico de menores marroquíes en nuestro país

Los menores pagaban unos 2.000 euros si eran trasladados en patera, 5.000 en moto de agua y 2.500 si se utilizaban coches o camiones. Las cantidades eran satisfechas a las mafias o directamente eran secuestrados hasta el pago de 500€ por parte de sus familiares para ser liberados.

La pasada semana la Policía Nacional detuvo a veintiocho personas, siete de ellas en Asturias (Oviedo 5 y Gijón 2), el resto en Madrid (1), Castellón (4), Algeciras (1), Zamora (3), Barcelona (3), Lleida (1), Bilbao (1) y Murcia (1); y en la segunda las otras seis: en Jerez de la Frontera (3), Bilbao (2) y Barcelona (1) desarticulando dos organizaciones dedicadas a la inmigración ilegal de menores, una de ellas internacional.

Los menores pagaban unos 2.000 euros si era en patera, 5.000 en moto de agua y 2.500 si se utilizaban coches o camiones, a las mafias o directamente eran secuestrados hasta el pago de 500€ por parte de sus familiares para ser liberados. La mayoría de los detenidos eran de origen marroquí y trabajaban como personal laboral en un centro de menores de Oviedo, cuya avalancha de llegada de menores desato las primeras sospechas al CNP. Centro este, calificado por vecinos y trabajadores como un foco muy importante de delincuencia juvenil, con agresiones incluso a los guardias jurados y al personal asistencial del centro.

 

Antonio Grafes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *