Francia: imputada una empresa por cometer crímenes contra la humanidad en Siria

Tras dos años de investigación, la Justicia francesa imputó este jueves a la cementera gala Lafarge por «complicidad de crímenes contra la humanidad» en Siria. La empresa francesa está acusada de haber pagado 13 millones de euros entre 2012 y 2014 a grupos yihadistas armados, contrarios al presidente Bachar al-Asad, entre ellos al Estado Islámico, para mantener activa la producción de una planta de cemento en Jalabiya (norte de Siria) en plena guerra. Mientras tanto, en Francia, radicales musulmanes asesinaban a la ciudadanía.
 
El dinero podría haber beneficiado a grupos armados yihadistas que controlaban el territorio del norte de Siria, donde se encontraba la planta de cemento de Lafarge.
 
La cementera, filial del grupo franco-suizo LafargeHolcim, también es acusada de violar el embargo, financiar una organización terrorista y de poner en peligro la vida de sus ex empleados en Siria al no garantizar su seguridad.
 
Los jueces franceses impusieron a Lafarge un control judicial y tendrá que pagar una fianza de 30 millones de euros, según la prensa francesa.
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *