La llegada masiva de inmigrantes ilegales colapsa Cádiz

La política de puertas abiertas a la inmigración, del Gobierno socialista, ha terminado por desbordar los operativos para afrontar el problema migratorio en el sur de nuestro país. Los CIE de Algeciras y Tarifa se encuentran a rebosar de irregulares.

Mientras que las aguas del Estrecho se convierten en una zona sin ley, en la que operan las redes del narcotráfico, la Guardia Civil y la Policía Nacional se encuentran inmersas en tareas de traslado de inmigrantes a otras zonas de España.

Se han habilitado polideportivos municipales para instalar a los irregulares. Sin embargo, los ayuntamientos y las propias oenegés inmigracionistas ya han manifestado la imposibilidad de hacer frente al actual efecto llamada.

Carlos Dïaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *