Fuentes del Interior admiten preocupación por el “efecto llamada”

Las medidas anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez sobre inmigración: anuncio de retirada de las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla, sanidad para todos los inmigrantes y “enfoque humanitario-solidario” del fenómeno, ha coincidido con una nueva oleada de pateras que ha tenido como consecuencia la llegada a España de más de 1000 inmigrantes ilegales localizados en el Estrecho y el Mar de Alborán , además de localizarse cuatro cadáveres de subsaharianos cuya patera había naufragado. Se trata de cifras sin precedentes desde 2014 que han llevado la preocupación a los actuales responsables de Interior.

Las mismas fuentes temen que en los próximos días continúe la llegada de numerosas embarcaciones cargadas con inmigrantes africanos.

En esta nueva oleada de pateras se junta, por una parte, la llegada del buen tiempo y por otra lo que parece una relajación de Marruecos en la vigilancia de sus costas.

La masiva llegada de inmigrantes obligó a activar, este fin de semana, nuevos puntos de atención en Cádiz, Tarifa y Jerez y a liberar a recién llegados retenidos en calabozos de comisarías de Granada. Tanto las ONG como la Policía y la Guardia Civil se están viendo obligados a hacer un enorme esfuerzo para mantener el control de la situación.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *