Macron y Merkel contra los países favorables a control migratorio

«Desconfío de estas fórmulas que nunca nos han traído felicidad en la historia», señaló ayer el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron. El exempleado del gigante financiero judío Rothschild salía así al paso y defendía a la canciller alemana, Angela Merkel, y a su política de puertas abiertas a la inmigración.

El mandatario galo no es partidario del llamado “un eje de voluntarios en la lucha contra la inmigración ilegal», que tendría en Viena y Roma, tras la defección de Alemania, sus principales valedores.

La polémica, en esta ocasión, se ha suscitado por la utilización de la palabra «eje». Que recuerda a la alianza de potencias europeas, encabezadas por el III Reich y la Italia fascista, que combatieron al comunismo y a las plutocracias occidentales.

Carlos Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *