La plataforma separatista apoyada por el PNV cobra “impuesto revolucionario” a los hosteleros vascos

Al más puro estilo filoetarra,  la plataforma independentista ‘Gure Esku Dago’ (está en nuestras manos) reclamó a bares y restaurantes vascos que “colaboraran” con el ‘derecho a decidir’ entregando el 10% de la recaudación, es decir un diezmo.
 
Este grupo remitió primero cartas y después visitó a estos locales para darles la “oportunidad de colaborar” a cambio de colocar “material” en su local. ‘Gure Esku Dago’ se felicitó al concluir su cadena humana el pasado domingo por la participación lograda a la que se sumaron tanto cargos orgánicos del PNV como el presidente Andoni Ortuzar como relevantes representantes institucionales vascos como los alcaldes de Vitoria, Bilbao y San Sebastián.
 
El parlamentario y portavoz del PP vasco Borja Sémper se ha dirigido esta mañana directamente al PNV para que se desmarque de esta plataforma tras constatarse la utilización de un “método de coacción que recuerda los peores tiempos de la extorsión etarra”. ‘Gure Esku Dago’ evitó aclarar antes de la celebración de la cadena humana el presupuesto con el que ha organizado no sólo la logística -con1.000 autobuses– y el seguimiento de su movilización -contó con dos helicópteros sobrevolando la región durante varias horas- pero ahora se verá obligado a hacerlo porque el PP pretende registrar varias mociones para aclarar las vías de financiación utilizadas.
 
“Es un impuesto revolucionario sin sangre pero con coacción“, ha denunciado Sémper que ya hace unos meses exigió que el Gobierno vasco interviniera en las irregularidades detectadas en la convocatoria de una presunta lotería con la que Gure Esku Dago pretendía obtener unos ingresos de hasta 2,5 millones de euros.
 
Paradójicamente, el Ejecutivo de Mariano Rajoy, pactaba con el PNV mientras esto sucedía. 
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *