Pedro Sánchez “not welcome”

Cada día que pasa el Gobierno de Pedro Sánchez da más asco. Ni el astronauta o el hipotético nombramiento del coronel Baños pueden esconder lo que es este Gobierno. Un Ejecutivo para modernos y modernas. Para demagogos de izquierda, filósofas de Instagram y catedráticos de Twitter. Un Gobierno de “Factor X”, al que únicamente le ha faltado Jorge Javier Vázquez y Risto Mejide para llegar a una paridad en el encefalograma plano de la necedad biempensante.

Ahora Pedro Sänchez nos endosa a más de 600 inmigrantes irregulares. Los italianos deben frotarse las manos por el marrón que se quitan. Como muchos “empresaurios” patrios, ante tal obsequio de precariedad masiva, también deben frotárselas. Por ellos como si Sánchez usa la reforma laboral de Rajoy como papel higiénico. El líder socialista ha abierto las compuertas de la inmigración sin control y de la mano de obra barata a espuertas.

Gracias a Sánchez, los barcos negreros de las onegés ya ponen rumbo a España. Pero él, ungido por Público, la Sexta y El Gran Wyoming, alcanzará la apoteosis, en breves semanas, en los fastos del Orgullo Gay. Cuando, de la mano de Máxim Huerta, Sánchez se consagre como uno de los últimos grandes imbéciles de Europa.

Francisco Alonso

Un comentario sobre “Pedro Sánchez “not welcome”

  • el 11 junio, 2018 a las 6:33 pm
    Permalink

    No cometamos el típico error de llamarlos imbéciles, hay adjetivos mas adecuados. No son imbéciles porque están demostrando muchas dotes, y no solo intelectuales, para cargarse a España. Y ahí siguen. Es probable que sean imbéciles, además de igual de malos que estos, los que los votan y los que de repente los hacen subir en las encuestas. Es el mecanismo de la democracia, por eso España está muriendo, y no digo que esté muerta del todo porque aun quedamos algunos que la llevamos en el corazón. Al final los izmierdosos de todo pelaje coaligados con conservadores cagones y traidores consiguieron cargarse a España: ellos son los verdaderos culpables.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *