El independentismo reprocha a Sánchez el nombramiento de Borrell para Exteriores

Pisoteando la correcta expresión escrita del castellano que se le presupone a un bachiller, el fugitivo Puigdemont se despachó ayer respecto al nombramiento de Josep Borrell, por parte de Pedro Sánchez, como ministro de Exteriores. Cual choni poligonera en un mensaje de Whatsapp, utilizando abreviaturas de cuño propio e incorrectamente los símbolos de interrogación, el expresidente autonómico escribió en su cuenta de Twitter: «Rescatar perfls de otro tiempo que se han significado en la escalada del odio, es el gesto que tenían pensado para enviar un mensaje de fraternal desescalada?»

Por su parte, Gabriel Rufián fue un poco más lejos. En su habitual incontinencia ha tildado de «vergüenza» la designación de Borrell. El separatista ha colgado un vídeo en el que puede verse a Borrell, en un acto de campaña de las pasadas elecciones autonómicas, afirmando que «había que desinfectar las heridas de la sociedad catalana».

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *