Buscan a un lince ibérico en el área metropolitana de Barcelona

Litio no entiende de comunidades autónomas ni fronteras artificiales entre los dominios de los antiguos celtas e iberos. Este lince ha recorrido la Península, desde el Algarve hasta la convulsa Barcelona del «procés». El ejemplar, de cuatro años de edad, puede que no sea bien recibido en la Ciudad Condal por su alcaldesa, Ada Colau. Al fin y al cabo, la estirpe de Litio se hunde en estas tierras desde la cuna de los tiempos. Es un verdadero autóctono sin atisbo de cosmopolitismo alguno y, para colmo, macho.

Ahora, un equipo de tres técnicos de Life Iberlince busca a Litio para devolverle a un lugar seguro lejos de coches, de los CDR y de Quim Torra, no sea el president que quiera usar al animal como disecado escabel y símbolo de la supremacía «indepe». En colaboración con los técnicos de la Generalitat, van a colocar cuatro trampas para capturarle. Después, será trasladado a un centro de recuperación en Jaén o Granada y devuelto a Portugal.

Carlos Díaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *