¡Qué malpensados sois!

Desde luego, no tenéis remedio. La parcela del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero tiene 2.300 metros cuadrados porque van a instalar, allí mismo, un campamento para refugiados. Ya se ha habilitado una campaña para que los manteros senegaleses de Lavapiés puedan ser inscritos en esta iniciativa de marcado carácter social.

¡Y la casa de invitados! Invitadas, mejor dicho. Porque de lo que se trata es de manenter un área libre de heteropatriarcado Una estancia independiente -autogesionada, por supuesto- especialmente habilitada para que las amigas de la pareja, que vayan a pasar un fin de semana, no tengan que respirar el mismo aire que un varón opresor.

¿La piscina? Va a ser un espacio abierto para todo los vecinos de Galapagar. Por cierto, tendrán preferencia los miembros de la numerosa comunidad de inmigrantes marroquíes instalados en el municipio.

Y nada de jardín, césped o barbacoas con los colegas. No penséis mal. Agricultura ecológica en pequeños huertos, cuyos productos serán destinados al comercio justo.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *