Piropear a una mujer será violencia sexual en Francia

El silbido o el piropo a una mujer serán contemplados como actos de potencial violencia sexual y acoso en una nueva legislación francesa impulsada por el presidente Macron que prevé multas de entre 90 y 750 euros.

Emmanuel Macron, ha afirmado que el objetivo de este reglamento es evitar que «las mujeres no tengan miedo de salir a la calle».

En Francia, el lobby feminista, enconadamente incrustado en la ideología de ese ex empleado de la banca judía Rothschild acaba de elevar a la consideración de actos criminales esos gestos distintivos masculinos que no deberían de pasar de ser tomados como meras obscenidades en unos casos, y como verdaderos actos de galantería en muchos otros.

Nuestro país no va atrasado en monstruosidades del estilo, precisamente. España ya liquidó hace una década garantías como la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia del hombre con las leyes de género vigentes en nuestro ordenamiento juridico, y ha permitido al lobby feminista apoderarse de la presión de la calle para intimidar a los Tribunales –caso “La manada”-.

 

No es de extrañar que pronto, la aberración que se está legislando en Francia, entre en España.

J. M. Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *