Musulmanes en España exigen flexibilidad laboral en su Ramadán

Los cerca de 101.500 musulmanes que residen en la Región de Murcia viven estos días el comienzo del Ramadán, un tiempo de abstinencia en el que no pueden beber, comer ni tener relaciones sexuales durante 16 horas al día. Estas prohibiciones religiosas se rompen al llegar el ocaso y con el comienzo del rezo masivo en las mezquitas. Pero lejos de las oraciones y las peticiones a Allah este mes, los responsables de las comunidades musulmanas en Murcia piden “flexibilidad y comprensión” para dos temas concretos: el trabajo en el campo y los estudios de cara a los exámenes finales del curso, explica el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mouinir Benjelloun.

Tanto la FEERI como la Unión de Comunidades Islámicas (UCID Murcia) piden más flexibilidad laboral, sobre todo en el campo, para que los empresarios permitan un parón de 15 minutos para rezar a mediodía y media tarde y salir al menos una hora antes por la tarde y comenzar más temprano por la mañana, en las horas más bajas del sol. El secretario de UCId Murcia, Mohamed Reda, pide “facilitar el ayuno a la gente que trabaja en el campo o los trabajos duros, y no criticarlos ni ofender por seguir las tradiciones musulmanas”.

También exigen que en colegios e institutos se cumpla el Acuerdo de Cooperación del Estado español con la Comisión Islámica de España, en el que se estipula que “los alumnos musulmanes que cursen estudios en centros de enseñanza públicos o privados concertados, estarán dispensados de la asistencia a clase y de la celebración de exámenes en las festividades y conmemoraciones religiosas”, por lo que piden realizarlos tras el Ramadán.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *