El bodorrio

El Reino Unido de los atropellos yihadistas masivos, de las decapitaciones islamistas en plena calle, del ministro del Interior y alcalde de Londres paquistaníes, de los burkas, de los imanes salafistas o de las patrullas que imponen la sharia ya tiene su boda multicultural. El paradigma una época que hace las delicias del globalismo.

El príncipe Harry se casa con Meghan Markle. Ya no tendrán necesidad las inmigrantes, las hijas de inmigrantes o las nietas de inmigrantes de las urbes británicas de irse a Siria o a Irak, a casarse con un yihadista, para vivir una loca historia de amor. Ahora podrán esperar que un príncipe o un lord las lleve en un coche de caballos hasta el altar.

Ni Georges Soros,en sus más tórridas ensoñaciones mundialistas, hubiera diseñado un enlace tan grotesco como el que hoy tendrá lugar en el Castillo de Windsor.

Carlos Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *