Europarlamentario del PP se escuda en Soros para tapar sus corrupciones

‘Open Society Foundations’, el lobby del multimillonario judío George Soros disfrazada de movimiento filantrópico”de carácter internacional, defiende la Europa multicultural y mestiza, y el fin de las fronteras nacionales. Además, lleva años sufragando la actividad de organizaciones promotoras del independentismo catalán.

El magnate judio aportó 24.990 euros en 2015 y 52.968 euros en 2016 al ‘Instituto de los Derechos Humanos de Cataluña’, entidad independentista radical, que organizó eventos de apoyo al separatismoen la sede de la ONU en Ginebra.

 

 

El magnate judío habría pagado, además, 2,8 millones a ‘Independent Diplomat’, una organización a la que ya recurrió Artur Mas para promocionar a escala global su ‘Diplocat”.

Tiene gracia que nos desayunemos con que Pedro Agramunt, senador del PP y miembro de la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, acusado de recibir sumas dinerarias de miles de euros, relojes y estancias en hoteles a cambio de beneficiar la imagen de Azerbaiyan se defienda de esas informaciones atribuyéndolas a oscuros grupos de poder relacionados con el magnate Soros. Tiene gracia porque los ciudadanos medianamente sensatos que no nos creemos el cuento de la inocencia de los “eurotrincones” como Agramunt, conocemos el fastuoso despilfarro en lujos, dietas, prebendas y regalos en que habitan los “euroenchufados” que hacen su agosto con chanchulleos indecibles. Y tiene gracia porque Pedro Agramunt pertenece a un partido, el PP, que ha hecho las mejores y más excelsas políticas de sumisión a la agenda ideológica que representa la ‘Open Society Foundation’de Soros y sus ONGs adheridas, y que son las políticas de ideología de genéro, la abortista y la de entrada indiscriminada de inmigrantes que ha hecho de la España de Rajoy un país donde el numero de extranjeros censados sube mientras el numero de españoles baja y nuestras fronteras se convierten en las más permeables de toda Europa.

Ya podría buscarse este vividor del erario otra excusa para rebatir a sus acusadores; pero, por favor, no insulte a la inteligencia.

J. M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *