Susanna Griso vuelve al trabajo tras adoptar a una niña de Costa de Marfil

La popular presentadora Susanna Griso ya lo tiene todo para convertirse en un icono multicultural: feminista, poca masa gris, escaso criterio y, desde ahora, una hija adoptiva de Costa de Marfil.

Griso, que tiene dos hijos, se desplazó al país africano para recoger a la pequeña. La adopción ya ha sido encumbrada, por los compañeros periodistas de la presentadora, como una acción humanitaria de primera magnitud.

Susanna Griso es conocida por sus posturas a favor de la inmigración masiva y de la llegada de refugiados y su beligerancia respecto a los derechos sociales e identidad de los españoles.

Carlos Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *