El entorno independentista maniobra políticamente tras la disolución de ETA

Con la cobertura y apoyo de Unidos Podemos, el entorno separatista está realizando una serie de movimientos que, esta vez, pueden cobrarse como víctima a la ya maltrecha unidad de España. El anuncio de la disolución de ETA era el espaldarazo que esperaban los herederos de la antigua Batasuna -Sortu-, integrados en EH-Bildu, en comandita con el PNV para dar el pistoletazo de salida a un «prozesu» en la Comunidad Autónoma Vasca.

«Seguimos siendo un pueblo que todavía no conoce ni la paz ni la libertad. No cejaremos de buscarlas hasta alcanzarlas con nuestro trabajo y nuestra actividad diaria», ha amenazado el líder independentista, Arnaldo Otegui. En este sentido, el entorno batasuno prosigue su campaña de lavado de cara. Irati Agorria Cuevas, candidata de EH-Bildu y vinculada a las organizaciones de apoyo a los presos etarras, fue la maestra de ceremonias en el acto en el que unos autoproclamados «mediadores internacionales» anunciaban, ayer en Cambo-les-Bains, la disolución de la banda.

Por su parte, Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, se ha congratulado. Todo apunta a que el anuncio de disolución de ETA es el hecho que Iglesias esperaba para estrechar, más si cabe, lazos con EH-Bildu.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *