Una Canadá desbordada se plantea ahora modificar su política migratoria

La meca de la inmigración masiva y de la política de puertas abiertas se tambalea. Las autoridades canadienses han propuesto a las estadounidenses la política del «tercer país seguro». El eufemismo viene a esconder que aquellos individuos a los que se les deniegue el asilo en Estados Unidos no lo podrán solicitar ven Canadá.

La política migratoria de Donald Trump y el buen tiempo pueden poner al icono del globalismo, Justin Trudeau, contra las cuerdas. La mejora de las condiciones climatologías en Canadá va a disparar, según todos los expertos, la llegada de ilegales.

Ahmed Hussen, el somalí ministro de Inmigración de Canadá, ha reconocido que su país se encuentra en conversaciones con Washington al respecto de la inmigración.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *