Israel pisa el acelerador hacia una guerra de consecuencias desconocidas

La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump ha desatado los más bajos instintos del régimen israelí. Envalentonado, el Estado de Israel bombardea periódicamente Siria y apunta con su arsenal a su gran enemigo: Irán.

Para buena parte de la opinión pública europea el conflicto puede sonar remoto. Cabría recordar que por el estrecho de Ormuz pasa cerca del 40% del petroleo que se comercializa en el planeta. Dicho estrecho tiene 35 kilómetros, Irán es el principal país ribereño y hundiendo dos o tres petroleros podría quedar bloqueado.

Si un día al ir a comprar el pan o la leche, cuando vayamos a llenar el depósito de nuestro vehículo o a coger el autobús el precio de todo ello ha subido un 35%, porque los judíos han atacado Irán, podríamos dirigirnos a la embajada de Israel para solicitar una indemnización. Aunque ya se sabe que no es la generosidad precisamente una de las virtudes de esas gentes. O podríamos pedir una explicación a esos políticos y politiquillos que afirman que «Israel es una garantía para la paz y estabilidad mundial».

Francisco Alonso

Un comentario en “Israel pisa el acelerador hacia una guerra de consecuencias desconocidas

  • el 2 mayo, 2018 a las 11:43 am
    Permalink

    Llevan ya tiempo detrás de su ansiada 3GM y si no lo han conseguido de momento es porque Rusia, Irán y China, de momento, están tratando por todos los medios no caer en la trampa y morder el anzuelo. Supongo que hasta que se la hagan tan gorda que no tengan mas remedio que responder de forma contundente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *