La reforma laboral de Rajoy sigue destruyendo empleo mientras aumenta la inmigración

El primer trimestre de 2018 se saldó con 29.400 nuevos parados. En total, a pesar de la campaña de Semana Santa, fueron 124.100 los puestos de trabajo destruidos. Las cifras del trimestre son las peores desde el año 2013.

Paralelamente a esta situación de precariedad laboral, se está produciendo un repunte masivo de la inmigración en nuestro país. Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que la población extranjera aumentó en España en 146.611 personas (3,2 %), mientras que la española se redujo en 20.174 (0,05 %).

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *