Zapatiesta entre los magistrados encargados de juzgar la trama Gürtel

El presidente del tribunal que juzga el caso GÜrtel, Ángel Hurtado, vuelve a quedarse en minoría ante los otros dos jueces encargados de sentenciar esta causa –José Ricardo de Prada y Julio de Diego-. Los magistrados no se ponen de acuerdo en la redacción de los términos definitivos de la sentencia del juicio en que el Partido Popular está acusado de haberse lucrado con dinero de la trama de corrupción.
 
Es por ello que Hurtado, ponente o redactor de esta sentencia, decidió renunciar a la redacción de aquellas partes en las que discrepó con De Prada y De Diego, dejando en manos de estos dos magistrados su redacción.
 
Así lo hizo saber este viernes, advirtiendo de que «dadas las discrepancias sobre algunos puntos sometidos a debate en el curso de la deliberación», decidió encargar «la redacción» a sus «compañeros, para que redacten la resolución en la parte en la que cada uno discrepe».
 
De esta manera, parte de la sentencia que decidirá si el PP es culpable o inocente quedará en manos de los dos jueces que apoyaron que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudiera a declarar como testigo en este juicio, en contra de la opinión del presidente del tribunal.
 
Frente a Hurtado, que es considerado un magistrado de perfil conservador, Ricardo de Prada es catalogado como progresista y Julio de Diego es el juez que inclina la balanza hacia un lado u otro. Parece que, en esta ocasión, decidió apoyar a De Prada y no a Hurtado.
 
Según fuentes jurídicas, Hurtado dejará que los otros dos magistrados redacten lo que consideren, no sin emitir un voto particular en contra si así lo estima. La redacción de la sentencia está muy avanzada y el veredicto podría conocerse el próximo mes de mayo.
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *