¿Euroorden o fiasco?

Sale al quite Montoro aseverando que no hubo malversación por parte de Puigdemont, a pesar de que es público y notorio el derroche de fondos públicos, gran parte estatales (recibidos a través del Fondo de Liquidez Autonómica), del despiporre separatista catalán.

¿Quieren saber por qué?

Para justificar la retirada de la Orden Europea de Detención y Extradición.

¿Saben por qué?

Porque nadie se ha dado cuenta de que los únicos órganos judiciales competentes para pedir en España la OEDE son los Juzgados Centrales de Instrucción y la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (dependiendo de si la finalidad es procesar a un rebelde o ejecutar una condena ya firme contra el mismo).

Llarena, como ustedes saben, no ocupa sillón ni en los Juzgados Centrales de Instrucción ni en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Si les gusta apostar, háganlo por la próxima retirada de la OEDE.

 Nacho Menéndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *