La inmigración masiva musulmana o cristiana es mala en sí misma

Existen individuos que, para lavar sus conciencias y por aquello del «yo no soy racista», aplauden o prefieren la inmigración procedente de países cristianos a la de países musulmanes. Son aquellos del «que vengan cristianos antes que moros». Como si la muy cristiana inmigración dominicana, ecuatoriana o de cualquier otro país de Sudamérica, Centroamérica o del Caribe no supusiera un torpedo en la línea de flotación de nuestras condiciones salariales y laborales, de nuestra seguridad, en la quiebra del Estado social y en la pulverización de nuestra identidad europea. Que se lo pregunten a los vecinos de Tetuán y de otros tantos barrios de nuestro país en los que se concentran esta inmigración.

Porque, para qué engañarnos, esa inmigración cristiana, que viene para quedarse y para estrujar toda ayuda social, procede de Sudamérica y Centroamérica. Los europeos, que han tenido que desplazarse a España para trabajar, retornan a sus países.

Puede que todos estos piadosos cambiasen de opinión al tener una discoteca o un «after» latino debajo de sus domicilios. O, que también ocurre, tener que echar horas extras hasta los domingos porque sus compañeros de trabajo inmigrantes, muy cristianos ellos, van a trabajar, si se lo pide el jefe, incluso el día de 1 de mayo o el 31 de diciembre a las doce de la noche.

Pero claro, es que sobre el tema de la inmigración se cierne un exceso de prejuicios y una falta de análisis objetivo. La inmigración masiva es un fenómeno negativo en sí mismo, venga de donde venga. Es un proceso, fomentado por los grandes intereses económicos, innecesario para los países receptores.

Existen otras motivaciones mucho más baladíes y prosaicas. No son pocos estos partidarios de la «inmigración cristiana» que terminan amancebánsose o casándose con mujeres, en situación precaria, procedentes de países del continente americano.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *