Ya no hay nada que defender, sino que reconquistar

¡Ah, la publicidad! Ese evangelio del globalismo. Les dijeron que se dejasen barba y ellos se dejaron barba. Ahora dice que lo último es tener como pareja a una mujer negra con el pelo a lo afro y ellos la buscan y hasta pagan la peluquería si es necesario. Calvin Klein, Sixt, test de embarazo “Clearblue, Citroën C3, Peugeot, Orange, Meetic, ¿queréis más?

Porque, es curioso, como esta inducción al mestizaje incide y se focaliza en la posibilidad de que un hombre blanco tenga como pareja a una mujer negra. El mensaje con el que la publicidad lobotomiza a las mujeres europeas es más del corte de “cómete un yogurín”, “folla a discreción pero no tengas hijos”, “haz boxeo para ser más dura que el Alcoyano” y “déjate -como acto de desatada rebeldía- pelitos en las sobaqueras”.

Porque, la sociedad multicultural y multiétnica ya está aquí. No se trata de ninguna profecía o vaticinio, sino de la realidad actual. Puede que aquellas personas que tengan la dicha de residir en entornos rurales o en pequeñas capitales de provincia no puedan apreciarlo en toda su crudeza. Pero quienes lo hacemos en esos pozos negros de las grandes ciudades y sus periferias -más del 70% de la población española y subiendo- convivimos con ello.

¿Qué beneficios objetivos hemos obtenido del multiculturalismo? Ninguno. Al menos aquellos que dependemos de un salario para sobrevivir. Precariedad laboral, recortes en servicios y prestaciones sociales, pérdida del poder adquisitivo de los sueldos, abaratamiento del despido. Algunos llevamos mucho más de veinte años advirtiéndolo. Sin embargo, nuestros compatriotas han preferido y prefieren vivir inmersos en la inconsciencia gracias, entre otros fenómenos, a la publicidad. ¡Ah, la publicidad!

Francisco Alonso

Un comentario sobre “Ya no hay nada que defender, sino que reconquistar

  • el 4 abril, 2018 a las 6:56 pm
    Permalink

    Si solo fuera la publicidad…hace mucho tiempo que casi todas las series y peliculas, españolas o de Hollywood, transmiten mensajes similares y esto creo que cala en la gente aun mas que la publicidad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *