El Gobierno da la espalda a los catalanes que quieren que sus hijos estudien en castellano

Después de prometer que iba a «garantizar» el derecho de los padres a escoger el castellano como lengua vehicular de la enseñanza en Cataluña, el Partido Popular ha renunciado a introducir la famosa casilla lingüística en la resolución con las normas de preinscripción y matriculación para el próximo curso.
 
El Gobierno ha tirado la toalla con el español en la escuela catalana. La palabra castellano no aparece ni una sala vez en la resolución, que ha publicado este miércoles el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña. Aunque el ministro Íñigo Méndez de Vigo ejerce como conseller de Enseñanza en aplicación del artículo 155, el texto que ha redactado es prácticamente el mismo que el publicado el curso pasado. Fuentes del Ministerio de Educación confirman que tampoco se incluirá ninguna casilla lingüística en la hoja de inscripción que se reparta a los padres. ¿Por qué, si se lo habían prometido a las familias?
 
«Porque hemos tratado de buscar una solución, pero hemos visto que no tenía fórmula legal que la amparara. Los servicios jurídicos nos han dicho que el Gobierno no puede cambiar el modelo lingüístico de Cataluña, ni de ninguna comunidad autónoma, a través del artículo 155 de la Constitución Española. El modelo educativo actual de Cataluña es el que se rige por la Ley de Educación Catalana, que sólo puede ser modificada a través de otra ley que se apruebe por el Parlamento catalán», responden fuentes del Ministerio.
 
Así, el Ministerio español escurre el bulto y dice que «es la Generalitat la que tiene que cumplir» y admiten que no pueden hacer más, salvo «apoyar la propuesta hecha por el Partido Popular de Cataluña» y «trabajar para que esa proposición de ley salga adelante y se modifique el actual ordenamiento educativo en Cataluña.
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *