La monja «de la tele» compara a Puigdemont con Jesucristo

Sor Lucía Caram, la monja más mediática, ha vuelto a ofender a millones de católicos desde su cuenta de Twitter comparando a Puigdemont con el mismísimo Jesucristo. Blasfemia que ha generado una ola de indignación y de críticas en la misma red social.

«Hace más de 2000 años Barrabás quedaba absuelto y Jesús,que era inocente, era detenido».La historia se repite y Jesús sigue siendo encarcelado injustamente por su compromiso y por no renunciar al Reino de justicia y libertad querido por Dios, su Padre.
#SemanaSanta2018«, señala Caram.

«Me entristece que tengamos buenas personas en la prisión o en el exilio, y más aún que algunos se alegren de ello y saquen a pasear el odio, la descalificación. Recordad: tienen familia e hijos, son personas y su único delito es amar la libertad y querer ejercer de demócratas», continúa la monja.

Nacida en Argentina, Sor Lucía es tertuliana habitual en varios programas de Mediaset y es famosa por sus intervenciones polémicas a pesar de haber recibido avisos serios de la Conferencia Episcopal Española, primero y del Vaticano posteriormente para que no se signifique políticamente y dedique su tiempo libre a asuntos más relacionados con la fe.

Haciendo caso omiso, la religiosa vuelve a pecar de soberbia y se siente más cómoda metida en estos charcos e incendiando las redes sociales.

«Por sus obras los conoceréis» (Mt 7,13-14).

Pedro Lanzas

2 comentarios en “La monja «de la tele» compara a Puigdemont con Jesucristo

  • el 29 marzo, 2018 a las 3:35 pm
    Permalink

    Esa persona está dentro de la clasificación psicológica de idiocia y con una grave pérdida en la fe de Jesuscristo. Pero la abadesa, el Obispo y el Cardenal tienen responsabilidad.

    Respuesta
    • el 30 marzo, 2018 a las 1:01 pm
      Permalink

      Totalmente de acuerdo.
      Y si no fuera monja, lo cual es muy probable, el delito de fingir en público nombre o profesión falsos, podría ser aplicable.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *