Concejala de Carmena imputada por incitación al odio en los disturbios de Lavapiés

Los disturbios originados en el barrio madrileño de Lavapiés tras la muerte del senegalés Mame Mbaye el pasado 15 de marzo, y los ataques contra la Policía Municipal vertidos en las redes sociales pueden tener graves consecuencias penales para la concejala Rommy Arce, de Ahora Madrid, grupo en el que se integra Podemos y que gobierna en la capital, y para el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero.

La titular del Juzgado número 9 de Madrid ha imputado a Arce por un delito de «incitación al odio» por los mensajes que difundió en Twitter tras el fallecimiento por muerte natural de Mbaye.

Arce escribió un mensaje en el que culpaba de lo sucedido a “la xenofobia institucional” contra Mbaye por haber cometido este el pecado de “ser negro, pobre y sin papeles”.

Un día después, la concejala, presidenta de las juntas municipales de Usera y Arganzuela, se refería en otro mensaje a los disturbios ocasionados en Lavapiés, que provocaron graves enfrentamientos con la policía y destrozos en el mobiliario urbano por valor de 100.000 euros, además de rotura de lunas en comercios y en numerosos vehículos privados. “Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia”, señalaba la edila, que concluía pidiendo “no más persecuciones policiales en nuestros barrios!”. Y en la madrugada del 18 de marzo insistía en culpar de la muerte a la Ley de Extranjería y exigía “el fin del hostigamiento policial”.

Otro juzgado de Madrid, el número 12, ha admitido a trámite otra querella presentada por el sindicato Unión de Policía Municipal (UPM) y ha abierto diligencias contra Arce y contra el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que el día de la muerte del senegalés publicó también un mensaje en Twitter en el que decía: “Aquí, en Lavapiés, ha muerto esta noche Mmame Mbage [sic], un inmigrante perseguido por la policía. Cuánto dolor innecesario. ¿No basta la tragedia de ser inmigrante?”.

El delito de incitación al odio por el que está imputada Arce y del que se acusa en la querella a Monedero contempla penas de uno a cuatro años de prisión para quienes “públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona”.

M. García

Un comentario en “Concejala de Carmena imputada por incitación al odio en los disturbios de Lavapiés

  • el 30 marzo, 2018 a las 1:06 pm
    Permalink

    Esta gentuza de concejales llenan de escoria nuestras ciudades.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *