Polonia y Hungría contrarias al aborto y la ideología de género en la ONU

Sólo dos países miembros de la UE rechazan el aborto y la ideología de género de los planes de las políticas de Bruselas.

El “grupo de expertos” de la ONU acusa a Polonia y Hungría de estar “violando obligaciones internacionales de derechos humanos”, al restringir el acceso al aborto para las madres que se quieran deshacer de sus hijos. La declaración es el colmo del cinismo, ya que con esa iniciativa legislativa popular se pretende proteger los derechos humanos de todos, también de los no nacidos.

Son las políticas abortistas las que violan esos derechos. Hay que recordar que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que es el texto fundamental de la ONU, es clara en su Artículo 3: “Todo individuo tiene derecho a la vida“. El artículo no hace diferencias entre humanos nacidos y humanos no nacidos. En toda la Declaración no hay ninguna mención al aborto como “derecho”. Sin embargo, ciertos países miembros y poderosos grupos de presión han conseguido, desde hace años, que el aborto sea incluido en las políticas de la ONU disfrazado con el ya citado eufemismo de “derechos sexuales y reproductivos”. Pero hay que recordar lo obvio: el aborto no es un derecho, sino que es violar el derecho a la vida de los más inocentes e indefensos. Y en este sentido hay que felicitar a Polonia y a Hungría por rechazar las imposiciones abortistas de ciertos organismos internacionales.

J. Garrido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *