La verdad debe ser dicha aunque nos aparte de la mayoría

La ira a veces nos inspira, otras nos desata sin mesura, pero tiene algo que es noble pese a que pueda ser bárbaro, y es que nos hace decir la verdad, y esta sociedad está enferma de mentiras por eso la verdad debe ser dicha aunque nos aparte de la mayoría.

Estoy harto de la corrección política, mi libertad y mi esencia es lo primero. Quién quiera, lea.

Ana Julia Quezada. La inmigrante procedente de una barriada dominicana entra a España con total libertad sin un título académico, ni contrato de trabajo, ni justificación por residencia alguna. A lo largo de 20 años se pasa por su oscura piedra a viejecitos deprimidos a los que además les roba su patrimonio y su sueldo. La joyita se convierte en la principal sospechosa de asesinar a su propia hija en 1996, pero se cierra el caso -un caso que ahora se ha abierto de nuevo-. Como corolario a tan insigne curriculum, la adorable dominicana (de esas que vienen a pagarnos las pensiones), se encama con el padre de Gabriel, otro tonto más de su lista de hombres dispuestos a aparearse con lo primero que se mueva. Y acaba matando, a otro menor: el hijo de su pareja, un niño de 8 años, desamparado y angelical.

Estos días atrás, con la asesina confesa detenida, los padres de Gabriel, investidos de un sorprendente halo de mansedumbre y resignación, incitan al «perdón», piden no hacer revanchismo, y hablan de pececitos, de bondades del ser humano y no sé cuantas gilipolleces más que ni en Barrio Sesamo escuché cuando era un crío. Yo acompaño a estos padres en el dolor por la perdida de su hijo pero no en su actitud ante la misma, que me deja perplejo y horrorizado. Me planteo una serie de interrogantes: ¿A qué extremos de abducción lobotomizadora de empalagoso buenismo nos ha llevado la dictadura políticamente correcta? ¿Por qué sólo debemos llorar y no denunciar? ¿Por qué no hay en esos padres, ni en la mayor parte de la sociedad española, la sangre y la furia suficientes para decir las verdades del barquero, que son que este país debe, como mínimo, poner la cadena perpetua, pero perpetua de verdad -nada de revisable-? ¿Por qué hemos renunciado a la queja, a la protesta, y no somos capaces siquiera de pedir que España deje de ser coladero de inmigrantes que racial y culturalmente nada tienen que ver con la identidad europea y que representan un peligro para la misma como la infanticida Ana Julia? ¿Por qué tenemos tanto miedo a que nos califiquen de antidemocratas, racistas, xenófobos o fachas? Hemos construido, a fin de cuentas y a base de la mordaza de la corrección “progre” impuesta, la sociedad infesta de podredumbre y de cualquier atisbo de virilidad para protegerse y reaccionar. Somos una sociedad patética, desnaturalizada y decadente.

Ante un desgarrador crimen contra la vida de un niño, contemplamos como, en vez de arrojar gritos de indignación contra los desmanes de la inmigración, en vez de pedir la cadena perpetua de verdad o la pena de muerte (lo que a mi me gustaría), lo que hacemos es hablar de «pescaitos», de la bondad que hay que recuperar, del amor infinito del género humano, y no sé cuantas estupideces más.  Además, sucede que en el caso de Ana Julia, los agravantes por «odio» y «género» que aplican sobre el delincuente las leyes cuando el asesino es un varón y de raza blanca, no se van a aplicar, porque vivimos bajo la dictadura feminista. Y sólo falta que la izquierda española, esa izquierda en la que milita el padre de Gabriel, quite la cadena perpetua revisable, que por parca y floja que sea es mejor que la sociedad «sin cárceles» para los delincuentes que quiere Podemos -el partido al que le pegaba los carteles el padre de Gabriel, por cierto- . En fin: que vivimos en un pais verdaderamente repugnante que merece una convulsión que lo estrelle a ver si despierta de una… vez.

J.M. Pérez

9 comentarios en “La verdad debe ser dicha aunque nos aparte de la mayoría

  • el 16 marzo, 2018 a las 3:10 am
    Permalink

    Porque haya pasado eso con una inmigrante no hay que juzgar a todos por igual, hay muchos criminales de nacionalidad española, y con cosas como esta a muchos se les olvida. Apartar a personas crea más racismo y odio(cosa que creo que ya sobra) no creo que «no dejar entrar a inmigrantes como un colador» sea una solución madura y coherente. Lo que pienso es que no debería de estar en una cárcel española, sino en la cárcel que a ella por nacionalidad le corresponde

    Respuesta
  • el 16 marzo, 2018 a las 3:44 pm
    Permalink

    Enfermo mental. En este mundo todos somos descendientes de inmigrantes. Si eres español lo eres porque antes otras culturas vinieron a exterminar los que vivian aqui. Si no serias visigodo o musulman o tartesico…. Los españoles no hemos creado el mundo. Aunque si que veria bien que si inmigrantes cometen delitos aqui se les mande a cumplir la pena en su pais de origen

    Respuesta
  • el 17 marzo, 2018 a las 12:01 am
    Permalink

    Claro, ahora los padres de este niño van a tener que llevar el duelo y el dolor como a ti te de la gana.

    Respuesta
  • el 17 marzo, 2018 a las 11:49 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo como muchisima gente de Almeria, inmigrantes incluidos que no creemos lo que oimos de esos padres, ¿como pueden perder completamente el instinto de supervivencia y de protección de sus hijos? .

    Respuesta
  • el 18 marzo, 2018 a las 11:21 am
    Permalink

    Hablando de verdades, ahí va la mía!
    Es de «gilipollas» (por no decir otras «verdades») llamar «gilipolleces» a lo que han dicho o dirán los padres de Gabriel! El luto de la pérdida de su hijo es únicamente de ellos. El resto de la sociedad no tenemos el derecho de juzgarles, sino simplemente de acompañarles.
    Y es de muy mal gusto utilizar al «pescaito» para fines politicos, ideologías o para manifestar cualquier tipo de odio. Es evidente que la persona que ha escrito esto, es xenófoba e intolerante.
    Querido escritor o escritora, no has entendido nada! Esto no trata ni de progresismo, ni de izquierdas ni de derechas. Quizás no lo entenderás por tu mentalidad simple y binaria. Esto trata de muchisimo más! de respeto, de dolor, de sentimientos, de silencios, de cariño, de pérdidas y de Amor! Ojalá hubiera en esta sociedad muchisimas «Patricias» y «Angeles» Como los padres del pescaito «Gabriel».
    Y si España es un pais repugnante, como dice este individuo, es por las personas como este sujeto: xenófobas, justicieras, irrespetuosas, intolerantes, extremistas, viscerales, beligerantes, iracundas, maleducadas, manipuladoras, frías, insesibles con el dolor ajeno… en conclusión no se diferencian ni un ápice de la propia fuente de maldad que ha inspirado a esta asesina!!!
    Si no está conforme con este pais, MÁRCHESE! Aqui sobran personas como usted y faltan muchas «Patricias»….

    Respuesta
    • el 18 marzo, 2018 a las 7:23 pm
      Permalink

      España seria un gran pais sin gentuza como vosotros, que no os dais cuenta del infierno en que lo estais convirtiendo, llenandonoslo de gentuza como esta dominicana que entro aqui sin estudios ni contrato de trabajo, a trabajar en un club de alterne . ¿Te parece que eso es normal y que deberian venir aqui muchas mas Ana Julias? Ojala se te cruce una en tu vida.

      Respuesta
      • el 18 marzo, 2018 a las 9:28 pm
        Permalink

        Es tan absurda su respuesta, que ni voy a comentar…
        Le sugiero que aprenda a leer y comprender antes de escribir Tantas tonterias! Recuerde que España fué y es un pais de emigrantes, quizas en su familia los ha habido.

        Respuesta
        • el 19 marzo, 2018 a las 12:09 am
          Permalink

          No vas a comentar…pero lo has hecho. Y si, en mi familia ha habido emigrantes…como YO MISMO, en el Reino Unido durante 1 año. Y sabes lo que hacen en el Reino Unido, si, siendo español, te pillan robando en una tienda, por ejemplo? Que te mandan derechito pa España. Cosa que aqui no hacemos con los british o con otros emigrantes. Le cuento esta anecdota para que aprenda que, fuera de España, aunque tengan sus defectos, al menos no son tan jodidamente imbeciles como aqui.
          Y como emigrante, pero trabajador y honrado, yo era al primero al que no le interesaba que viniesen putas u otro tipo de gentuza al Reino Unido, por muy española que fuese. Pero bueno, por mi tu puedes seguir viviendo en tu mundo de corderitos felices, hasta que el lobo se canse de darte collejas y te coma.

          Respuesta
  • el 1 mayo, 2018 a las 11:24 pm
    Permalink

    Lo de mordaza es correcto, lo de progre no. Es globalista. Las palabras tabu, el comportamiento tabu ya no es patrimonio de lo que antes se suponía que era izquierda y derecha, pues eso ya no existe.
    Hay una agenda globalista supranacional, y nos joden vivos a todos los que no nos doblegamos ni tragamos con ella.
    Hay palabras y temas que ya ni se debaten, si lo haces estás fuera de la ley.
    Y lo peor, se está inculcando a los niños en los colegios públicos de España con el dinero de todos.

    Hoy mismo «llorar como una madalena» era machista!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *