Un grupo de refugiados agreden y acosan a mujeres en otra localidad alemana

No es la primera vez que inmigrantes musulmanes siembran el terror en eventos de Alemania. En la Nochevieja de 2015 hubo decenas de denuncias de agresiones sexuales y robo, como es el caso de Colonia. Esta situación se extendió a otras localidades y se volvió a repetir durante la ‘Breminale’ del 2016, cuando 24 jóvenes denunciaron haber sufrido abusos sexuales.

El último caso más grave y que ha saltado a la prensa local es el de un grupo de diez refugiados que ha sembrado el terror en unas fiestas de la localidad alemana de Steinfurt este fin de semana, acosando sexualmente a las chicas, agrediendo a los jóvenes locales y amenazando a los feriantes.

La mayoría de los hechos tuvieron lugar en una atracción de coches de choque. En uno de los episodios, una joven denunció haber sufrido abusos sexuales por parte de un inmigrante. Concretamente afirmó ser víctima de tocamientos.

Ese mismo individuo, que estaba bajo los efectos del alcohol, fue expulsado del recinto cuando fue pillado intentando robarle el teléfono a otra mujer. Después, relata el diario, se ha conocido que también había acosado sexualmente a otras dos chicas jóvenes.

Pero estos no han sido los únicos incidentes registrados. El grupo de diez refugiados acabaron peleándose con jóvenes locales, a quienes estuvieron insultando y molestando previamente. La disputa terminó más tarde cuando intervino la Policía.

Y por último, otros dos identificados como demandantes de asilo fueron más tarde detenidos porque amenazaron violentamente a uno de los responsables de la feria que estaba cerrando la atracción.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *