Curiosas votaciones en Cuba para elegir al sucesor de Castro

Más de ocho millones de cubanos fueron llamados el pasado domingo a las urnas en la última fase de un enrevesado proceso electoral que, en definitiva, consiste en ratificar a los 605 candidatos designados a dedo por el oficialismo para los 605 escaños de la Asamblea Nacional.

Los legisladores designados a dedo nombrarán al sucesor de Raúl Castro en la simbólica fecha del 19 de abril (victoria de Bahía de Cochinos).

Los candidatos a la Asamblea Nacional pasaron el filtro de un sistema electoral organizado en escalones, en el que para subir al siguiente peldaño es necesario pasar la criba de las llamadas “comisiones de candidaturas”, que existen a nivel municipal, provincial y nacional, férreamente controladas por organizaciones oficialistas. «Nadie que tenga otra opinión puede ser elegido», apostilla la periodista independiente Miriam Leiva. Varios grupos de la disidencia intentaron presentar a candidatos independientes. La plataforma ciudadana #Otro 18 propuso a 156 aspirantes en toda la isla, explica su portavoz, el opositor Manuel Cuesta Morúa. Pero no les dejaron ni pasar la criba para las municipales del pasado 26 de noviembre.

Pese a la represión y sus pésimas condiciones de vida, los cubanos no pierden el sentido del humor. Según testigos presentes en otros escrutinios, para demostrar su malestar y anular la papeleta, escriben palabras como “plebiscito”, “elecciones libres” o una expresión muy cubana: “¡Abajo el que suba!”.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *