Gabriel podría haber muerto el mismo día de su desaparición

A expensas de la autopsia, todos los indicios apuntan a que a Gabriel Cruz le habrían arrebatado su joven vida el mismo día de su desaparición, el 27 de febrero, o en el inmediatamente posterior. Los datos se deducen del primer examen del cuerpo del niño, que se han filtrado a la prensa.

Tras un interrogatorio el pasado viernes, la Guardia Civil tendió una trampa a la ahora detenida, Ana Julia Quezada. Los agentes de la Benemérita fotografiaron a la dominicana extrayendo el cadáver de Gabriel de un pozo en el que lo mantenía oculto. Cuando transportaba el cuerpo del pequeño en el maletero de su coche, agentes de la Guardia Civil procedieron a su detención.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *