11-M, día de la ignorancia

El 11-M supimos que había casi doscientos muertos y muchos más heridos. Nada más. No supimos qué pasó con las mochilas encontradas, no supimos que la banda separatista ETA había intentado bajar con furgonetas cargadas de explosivos a Chamartín en varias ocasiones. No supimos de dónde salieron los explosivos y no me hagan reír con la dinamita.

No supimos por qué la policía próxima a Ferraz impidió las investigaciones de la Guardia Civil. No supimos por qué no había inmolados sino terroristas que huyeron de forma poco yihadista. No supimos del odio que el Rey de Marruecos sentía desde su humillación por la recuperación del islote Perejil. No supimos por qué Otegi sabía desde primera hora quiénes eran los autores.

No supimos por qué Aznar se empeñó en lo que no era. No supimos de la alianza entre terroristas etarras e islámicos, no supimos de las reuniones entre la inteligencia marroquí y la francesa. No supimos de las movidas del PSOE y sus cómplices para olvidar rápidamente a los autores y provocar un cambio de gobierno movilizando a las masas incluso el día de reflexión.

No supimos por qué la tumba del GEO muerto fue violada. No supimos cómo era posible que un cambio de gobierno hubiera sido planeado desde las montañas de Afganistán. No supimos de las pruebas desaparecidas, no supimos cómo pudieron sincronizar con eficacia militar las explosiones los presuntos culpables que sólo sabían vender posturas de hachís y eran chivatos de ciertos policías.

No supimos de las prisas por destruir las pruebas del atentado, no supimos por qué uno de los teléfonos usados como detonadores seguía activo cinco días después del 11-M.

El 11-M sigue siendo un misterio y, como el hundimiento del Maine, lo será durante muchos años. Usted, lector, pregúntese al estilo de Roma: ¿A quién benefició?

Gustavo Morales

3 comentarios en “11-M, día de la ignorancia

  • el 11 marzo, 2018 a las 2:21 pm
    Permalink

    ¡Claro que supimos lo que pasó! Todos lo sabemos pero no hay pruebas inculpatorias.

    Respuesta
    • el 11 marzo, 2018 a las 2:43 pm
      Permalink

      Hay bastantes pruebas pero no hay huevos de utilizarlas en una resolución judicial.

      Respuesta
  • el 11 marzo, 2018 a las 2:41 pm
    Permalink

    Pocas cosas oscuras quedan del 11M. Lo que pasó y quien lo organizó se sabe bastante bien. No se sabe todo claro, pero HAY pruebas de lo que NO pasó: No hubo mochila de Vallecas. No hubo mina Conchita.
    No hubo suicidios en Leganés, incluso, por la ausencia de sangre entre otros muchos detalles, ni siquiera hubo siete muertos.
    El yihadismo NO organizó ni ejecutó nada. Como mucho «cuatro» vagos contratados en la calle (Galapagar?) para cobrar por dejar un paquetito en un tren. El mismo papel que los pobres confidentes contratados (o coaccionados) para comerse el marrón.
    El explosivo NO es GOMA 2 sino Titadine o alguno militar (¿C4?).
    ¿sánchez Manzano?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *