Los lazos separatistas mutan en un “olé” rojigualdo

Los lazos amarillos excluyentes que ensucian muchas ciudades de Cataluña por culpa de los separatistas, que se piensan que la calle es suya, están mutando gracias a patriotas anónimos que armados de spray rojo añaden las vocales “o, é”, una a cada lado del lazo, resultando la expresión española: “olé” reforzada en colores rojigualdos, como la bandera común.

 

 

El lazo amarillo es una ofensa para millones de catalanes que creen en la Justicia de su país y que están hartos de comprobar como las autoridades municipales permiten, mirando hacia otro lado, estas violaciones de la Ley y de las normativas locales que convierten sus calles en pura propaganda excluyente y ofensiva.

 

 

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *