Funcionario de Hacienda falseaba las declaraciones de sus amigos para que les saliera a devolver

 
Luis R.G. habría defraudado más de medio millón de euros en favor de sus amigos y familiares.
 
A pesar de que la Fiscalía pedía una condena de seis años de prisión,  la Audiencia Provincial de Madrid le ha condenado a dos años de prisión y le ha prohibido volver a tener cargo público alguno hasta al menos dentro de ocho años. Él ha aceptado la pena, que ha sido más baja debido a las dilaciones injustificadas que sufrió el procedimiento judicial, y ha admitido haber incurrido en un delito de falsedad documental y en otro de actividades prohibidas a los funcionarios. La sentencia considera probado que el funcionario fue creando poco a poco una ‘cartera de clientes’ a los que asesoraba para manipular su declaración de la renta de forma fraudulenta con el fin de que esta les saliera favorable. 
 
El condenado, Luis R.G., habría presentado declaraciones de la renta para terceras personas, a cambio de dinero, y aplicando la existencia de minusvalías o unidades familiares (hijos) ficticias con la intención de defraudar al fisco.
 
La estafa se produjo durante los ejercicios fiscales de 2008 a 2011, donde Luis R.G. «confeccionó y presentó declaraciones del IRPF para sí y para terceras personas a cambio de dinero», según la setencia.
 
Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *