El Barça pierde más del 15% de sus ventas desde el 1-O

El impacto negativo ha sido inicialmente cuantificable en los ingresos por merchandising y en la venta de entradas para los partidos en el Camp Nou. Las visitas al Museu y al estadio, mediante el Tour Camp Nou Experience, y la venta de productos del Barça en las tiendas de la ciudad han caído entre el 15% y el 20% después del 1-O. 
 
El Barça detectó malos síntomas para su cuota de mercado a raíz de la escalada soberanista, pero éstos se agravaron peligrosamente después del referéndum del 1-O. Ello reforzó la voluntad de su junta directiva de separarse de la política, aunque sin hacerlo de la sociedad catalana, según fuentes internas del club. No en vano, como asociación, es uno de los grandes actores de la sociedad civil. Lo que no quiere es ser un actor un político. El plan llamado 3D (diálogo, deporte y democracia) marca su estrategia a medio y largo plazo. Bajo el término «democracia» cabe, a criterio del club, el derecho a decidir. 
 
Durante años, el Fútbol Club Barcelona se sintió cómodo abrazando las reivindicaciones del separatismo catalán. Ahora le están pasando factura. En el club vincula las pérdidas económicas a la situación generada a partir de la jornada del referéndum y no a los atentados de agosto. A esa conclusión han llegado internamente, después de analizar estudios comparados con otras ciudades europeas que han sufrido ataques vinculados al Estado Islámico recientemente, como Londres o París.    
 
Miles de aficionados culés han dado la espalda al club tras el dislate separatista. En este sentido, afirman «sentirse rechazados en el Camp Nou» por los cánticos contra España. Aunque la situación se viene produciendo desde hace décadas, ha sido la DUI «la gota que ha colmado el vaso», según afirman los aficionados.
 
Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *