Detenida una terrorista que regentaba un bar sudamericano en Ventas

Se trata de una mujer peruana, militante del Partido Comunista del Perú. Se encontraba en busca y captura por haber asesinado a dos policías y un civil en su país, en 1990.
 
A los 37 años María Hilda Pérez Zamora pasó a llamarse Marian Hilda Pérez Zambrano. Esa leve modificación en su nombre la ha mantenido oculta en España durante más de diez años. Hasta que el viernes pasado fue detenida en su casa de Madrid con una Orden Internacional de Detención (OID) por un delito de terrorismo emitida desde Perú, donde está acusada de haber matado a dos policías y a un civil en 1990. Por aquel entonces era todavía una guerrillera de la organización marxista Sendero Luminoso.
 
Sendero Luminoso, cuyo nombre oficial es Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso, es una organización terrorista de tendencia ideológica leninista originaria del país andino.
 
Cuando los policías de la Unidad Adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla llamaron a su puerta y preguntaron por María, Marian comenzó a desaparecer. Y, con ella, la vida construida a lo largo de toda una década en España. Su marido, su hijo, sus dos hijas y su nieta. Y el bar, Puerto Bahía, el local que montó en una calle cercana a la plaza de toros de Las Ventas de Madrid y que hoy sigue siendo el negocio familiar, aunque lo pusiera a nombre de su hija. 
 
Esta criminal, consiguió entrar en España gracias a un proceso de  reagrupación familiar -su marido vino antes que ella y se puso a trabajar en una fábrica-, durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.
 
Ya, en 2011, fue detenida por agentes de la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional pero consiguió esquivar a la justicia española precisamente por la confusión en los nombres. Entonces, aseguran fuentes policiales, llegaron a cotejar sus huellas y se determinó que ambas identidades correspondían a la misma persona. Pero en aquel momento no había Orden Internacional de Detención y extradición. El juez solo estableció medidas cautelares, que ella incumplió y pasó a estar en busca y captura, aseguran las mismas fuentes. Pero el asunto entró en una especie de limbo judicial, y quedó pendiente de una nueva reclamación internacional que finalmente llegó y se ha hecho efectiva ahora. 
 
María permanece “en prisión preventiva, pero su regreso a Perú es inminente, en los próximos días”, según señalan fuentes del caso que, además, concluyen, que es muy posible que pase el resto de su vida entre rejas.
 
Luz Marrero

2 comentarios en “Detenida una terrorista que regentaba un bar sudamericano en Ventas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *