Rehabilitan a niños soldados y esclavas sexuales con terapias con perros

La infancia es la víctima más vulnerable de los conflictos que asolan al continente africano. Ahora, gracias al el proyecto Comfort Dog, 300 jóvenes utilizados en Uganda como niños soldados o esclavas sexuales participan en una experiencia de rehabilitación del trastorno de estrés postraumático, pensamientos suicidas y depresión.

Los perros ayudan a los niños a superar este difícil estado psicológico proporcionándoles consuelo y alejando pensamientos negativos. The Big Fix, único hospital veterinario del norte de Uganda, aporta a los animales. Se trata de perros callejeros que también sufren las consecuencias de los conflictos, el maltrato o son utilizados en operaciones de limpieza étnica.

Muchos de los habitantes o desplazados en la zona, siete de cada diez traumatizados por la guerra, han encontrado en estos animales un motivo para la esperanza.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *