Milicias progubenamenales sirias se enfrenan a los turcos en Afrin

La guerra en Siria ha dado un nuevo vuelco. La entrada de milicias leales al presidente sirio, Bashar al-Ásad, en el enclave kurdo de Afrin puede llevar a una agresión total turca sobre el país árabe. De hecho, las milicias de al-Ásad -no tropas regulares- que accedieron a la plaza, sitiada por milicias islamistas y militares turcos, fueron bombardeadas por los otomanos.

El conflicto se complica aún más convirtiéndose en un auténtico rompecabezas. Los turcos, violando la soberanía siria, admitirían la entrada en Afrin de los hombres de al-Ásad si éstos combaten a los kurdos del YPG. Los kurdos del YPG, que se enfrentan en periódicas escaramuzas con el Ejército sirio en el este del país con apoyo aéreo estadounidense, han recibido a las milicias de al-Ásad como hermanos de armas y exigen al Gobierno sirio -al cual no reconocen en los territorios que controlan- que «garantice la integridad territorial siria frente a la agresión turca».

Hasta el momento, la mediación rusa no está consiguiendo rebajar la tensión en la zona. Por su parte, los Estados Unidos, enemigos de al-Ásad, se enfrenan ahora a la elección entre su poderosísimo y tradicional aliado turco o mantener el apoyo a los kurdos del YPG.

Carlos Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *