Sube un céntimo el desayuno del Congreso de Diputados

En 2013, el Parlamento renovó la adjudicación del servicio de la cafetería del Congreso, que sigue vigente hoy y recayó en la empresa Eurest Colectividades. En el pliego de condiciones establecía una tabla con el coste de cada producto. Por ejemplo, el café se fijó en 0,85 euros; el bocadillo de tortilla española, en 1,77; y la media ración de calamares, en 3,10. Además, el contrato congelaba los precios hasta el 1 de enero de 2015. A partir de entonces, se puede revisar en base a un «importe que no podrá superar al 85% de la variación experimentada por el Índice de Precios al Consumo (IPC)». Una decisión que acaba de tomarse.

Según explica la adjudicataria, con la llegada de 2018 se ha subido un 0,93% el precio de todos los productos. «Se ha procedido a una actualización del 85% del IPC de diciembre, que estaba en el 1,1%», explica la empresa. Eso se traduce, por ejemplo, en que el desayuno —que incluye el café más una tostada (o bollería básica o cuatro churros o tres porras)— ha pasado de 1,06 euros a 1,07. A apenas unos metros del Hemiciclo, en pleno centro de Madrid, esa misma combinación suele ascender a más del doble.

Redacción

Un comentario en “Sube un céntimo el desayuno del Congreso de Diputados

  • el 19 febrero, 2018 a las 9:58 pm
    Permalink

    ¡ Joder menuda subida.! Sus Señorias se van a rruinar, menos mal que casi todos tendrán algu jubilado en casa y les ayudarán a pagar el desayuno.
    El almuerzo de un café, 1/2 bocata de tortilla de patata, y un vaso de vino peleón en cualquier bar de cualquier ciudad de España no se consegue por menos de 4 ó 5 euros. El café solo 1,30 en cualquier tasca inmunda y paga el mismo precio un mileurista que lo come contra reloj que un Diputado de cuello duro que se va a la poltrona a dormir la siesta del borrego.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *