Asociaciones de jueces acusan a las feministas de “atentar contra su independencia judicial”

“Tratar de influir en las resoluciones judiciales a través de denuncias sistemáticas ante el CGPJ y otros organismos cuando aquellas nos son desfavorables -incluso después de haber sido confirmadas en segunda instancia-, constituyen un ataque directo a la independencia judicial y, por ende, al normal funcionamiento de la democracia“, responden los jueces en alusión a las denuncias interpuestas por colectivos feministas que, a todas luces, pretenden un trato judicial de favor.
 
Las cuatro asociaciones de jueces mayoritarias afirman que las denuncias elevadas por las asociaciones de mujeres en relación al “maltrato judicial” que estarían recibiendo algunas víctimas de violencia de género en los juzgados especializados son un “ataque a la independencia judicial”.  
 
En un comunicado, la Asociación Profesional de la Magistratura, la asociación de Jueces por la Democracia, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria y el Foro Judicial Independiente muestran su apoyo a los dos jueces contra quienes las citadas organizaciones de mujeres han interpuesto denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 
 
Se refiere a dos casos concretos de víctimas de violencia de género denunciados en rueda de prensa por la Federación de Mujeres Progresistas, la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, la Fundación Mujeres, la Asociación de Mujeres Juristas Themis, la Asociación Mujeres Opañel y la Comisión de Investigación Malos Tratos, entidades que pretenden un trato favorable en sede judicial .
 
Luz Marrero

Un comentario sobre “Asociaciones de jueces acusan a las feministas de “atentar contra su independencia judicial”

  • el 15 febrero, 2018 a las 2:50 pm
    Permalink

    El problema está en subvencionar con dinero público a estas asociacione que para hacerse oir se convierten en los mayores enemigos de la mujer.
    A la mujer y al hombre se le respeta y se les juzga por sus actos y como personas humanas en igualdad de derechos y obligaciones y no en función del sexo como predica la izquierda feminista o mejor dicho hembrista.
    Sin dinero público todas estas asociaciones no existirian ya que lo que buscan no es la defensa de la mujer como ser humano sino una justificación para vivir de la mamandurria del dinero facil. Pero suprimir la subvención no sería politicamente correcto y esa moda de la igualdad de género desapareceria y no sabrian como hacerse oir aunque se inventarian otra forma de dar la tabarra..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *