Cifuentes y su familia fueron especialmente investigadas en la “operación Lezo”

La acusación de Francisco Granados relaciona directamente a la presidenta de la Comunidad de Madrid -Cristina Cifuentes- con el expolio del Canal de Isabel II.
 
La mano derecha de Ignacio González en el Canal de Isabel IIIldefonso de Miguel, imputado en la operación Lezo, guardaba en sus archivos personales información personal sobre la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifentes, y sobre dos de sus hermanas, Margarita y Blanca María. El 19 de abril de 2017, en el registro de la Guardia Civil de la empresa Saerco, propiedad de De Miguel, los agentes hallaron una escritura notarial sobre un sorteo de viviendas para profesores realizado por la Universidad Complutense en 2001. A Cifuentes, por su condición de trabajadora de la Complutense, se le adjudicó la opción de compra de un piso de cuatro habitaciones en Somosaguas, junto a uno de los campus universitarios. Cifuentes aseguró ayer a este diario que renunció finalmente a la adquisición de dicho piso. 
 
En la documentación intervenida por los agentes de la UCO de la Guardia Civil a Ildefonso de Miguel, gerente del Canal de Isabel II hasta 2009, el nombre de «Cristina Cifuentes Cuencas» aparece marcado con fluorescente, pero no es el único nombre resaltado de esa manera. Igualmente aparecen marcados los de Blanca María y Margarita Cifuentes Cuencas, ellas como «personal admitido» para la lista también de viviendas de cuatro dormitorios. 
 
Granados realizó esta afirmación sin aportar prueba alguna, pero lo que los investigadores de los casos Lezo y Púnica sí han hallado son pruebas del seguimiento al que fue sometida la actual presidenta regional cuando era delegada del Gobierno en Madrid, en el periodo entre 2012 y 2015.     
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *