Bermudas deroga la ley que permitía el matrimonio homosexual en su territorio

El gobernador de Bermudas, John Rankin, ha sancionado una ley por la que ya no se permitirá la celebración de matrimonios homosexuales en el archipiélago ni en barcos con su bandera, por lo que se convierte en el primer territorio del mundo en revertir dicha normativa. 
 
La nueva Ley de Uniones Domésticas, aprobada por el Senado de Bermudas en diciembre de 2017, reconoce las uniones entre personas del mismo sexo, pero no podrán casarse. Sin embargo, concede derechos como el de heredar en el caso de que no haya testamento previo y tomar decisiones médicas en nombre de la pareja. Los matrimonios igualitarios ya celebrados seguirán siendo válidos.   
 
El ministro de Asuntos Nacionales, Walton Brown, ha señalado que la mayoría de los ciudadanos de Bermudas están en contra de los matrimonios entre personas del mismo sexo, hecho que ha provocado la revocación de la ley. 
 
La decisión ha despertado la oposición de varios grupos de defensa de los derechos LGBT, que consideran ilegal el hecho de que se permita y después se niegue. 
 
Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *