Nueva victoria de la yihad feminista

Los grandes premios de Fórmula 1 se quedan sin sus azafatas. Se supone que, ante tal triunfo sobre la cosificación de la mujer, todo el género humano debe sentirse satisfecho. Todos y todas, menos las chicas que se quedan sin empleo.

Falsa igualdad, que esconde los complejos y sentimiento de inferioridad de las histéricas de rastas en las axilas y la cobardía de quien asiente a su discurso. Las azafatas pueden ahora postularse para un cargo de confianza en el Ayuntamiento de Barcelona. Que para ello no es necesario ser guapa, sino abrirse de piernas y mear de pie.

Próxima parada: burkinis y playas segregadas. «¡Que se reprima cualquier instinto de atracción entre mujeres y hombres u hombres y mujeres! Sobre todo sin son blancos y blancas ¡El coito es una flagrante agresión heteropatriarcal!». Lo dicho, la yihad feminista avanza imparable.

Francisco Alonso

Un comentario en “Nueva victoria de la yihad feminista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *