Obligan a niños de 12 años a aprender que “Asturias es una nación”

Alumnos de primero de la ESO de un instituto de Gijón han tenido esta semana, como deberes, la lectura obligatoria de un libro que se identifica con los objetivos del más marginal separatismo asturiano para la creación de un ilusorio Estado independiente de Asturias.

El libro que deberán leer alumnos de 12 y 13 años lleva por título “Faer Asturias” (“Hacer Asturias”), un relato sobre “la política lingüística y la construcción del nacionalismo asturiano” (según se lee en la portada de la publicación) cuyo autor es Patrick W. Zimmerman.

En sus páginas vierten el argumento recurrente de Franco y la Policía que oprime a los asturianos: “En el Estado español, la imposición de una visión centralizada de la identidad nacional, del ‘España una, grande y libre’ será la solución de la dictadura de Franco a los conflictos internos violentos…”.

Por otra parte, parece que el hecho histórico de la Reconquista y el nacimiento de España no le viene bien al autor, pues lo reduce a un invento del españolismo.

Otra de las “perlas” del libro se encuentra en tratar de blanquear el terrorismo de ETA. Explica su autor que “el carácter del nacionalismo vasco y el apoyo a ETA entre la población se deben ambos a la persistencia en la región de formas culturales ancestrales”. E identifica las prácticas de caza y los rituales de los jóvenes vascos con la “caza” de la Guardia Civil cuando estos mismos jóvenes crecen y se acercan a la banda terrorista.

También cobra fuerza en el texto la presión impulsada por la izquierda política asturiana para imponer la oficialidad del bable, denunciada por gran parte de la sociedad asturiana como excusa y herramienta para introducir un proyecto político de separatismo idéntico al que ya está en marcha en otras regiones españoles como Cataluña, Galicia o las provincias vascongadas.

J. Garrido

Un comentario en “Obligan a niños de 12 años a aprender que “Asturias es una nación”

  • el 19 enero, 2018 a las 2:42 pm
    Permalink

    Adoctrinar canallescamente a los niños podría merecer un cambio constitucional para recoger la pena de muerte como condena por tales delitos junto a relacionados con el terrorismo y la tortura y asesinato de menores.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *